La enfermedad y el remedio 03 – Respuesta de Ibn al-Qayim